Una noticia provoca una alta dosis de nacionalismo.

Un colombiano, un cubano nacionalizado y un abogado chileno conforman el equipo asesor de la Subsecretaría del Interior que está a cargo del diseño y seguimiento de la política migratoria del gobierno. Ellos son los encargados, bajo el mando de Rodrigo Ubilla, de la política de “ordenar la casa”. (22 Dic 2018, Diario La Tercera)

Foto: Mario Téllez / La Tercera

Este reportaje titulado “Los rostros detrás de la política migratoria de Piñera” tuvo el propósito de presentar a dos de los tres asesores de la Subsecretaría del Interior encargados de “ordenar la casa” en materias de migración y que no por casualidad son migrantes en Chile: se trata de un abogado cubano y un administrador público colombiano, ambos con vasta trayectoria política, profesional y académica.

La noticia provocó gran desconcierto público con una alta dosis de nacionalismo negativo entre quienes comentaron el artículo online. Se cita a modo de ejemplo los siguientes comentarios “Ningún maldito extranjero en el servicio público”, “jajaja Les faltó un haitiano y un dominicano en el equipo, gran tatán”, “los asuntos de estado son para los chilenos…”, “En vez de esos afuerinos debiese haber un par de mapuches no dejarían entrar a ni 1.”, “Saquen a las dos mierda extranjeras que se creen”, “Esos puestos los debería de estar ocupando chilenos, no lacras colombianos o cubanos”. Estos son sólo los primeros comentarios, pero tal era el calibre de los que continuaban.

Respecto del tema del artículo, tener en el gobierno a un equipo asesor constituido por migrantes (y chilenos también), que conocen por experiencia propia lo que es migrar a Chile y que estén abocados a la tarea de diseñar políticas migratorias para Chile, parece ser, al menos, razonable.

Parece que Chile está dando un paso incipiente para promover políticas desde la mirada de la interculturalidad, cuyo fin es valorar el aporte que hacen las personas de diferentes culturas en la construcción de la identidad de un país.

¡Estamos en un mundo globalizado, Viva la diversidad! Qué más acertado que tratar de solucionar temas de un Chile globalizado que con un cuerpo político también globalizado. El aporte de estas figuras es justamente esa diversidad, esa perspectiva diferente y el conocimiento adquirido a través de la experiencia de ser migrantes. Ese conocimiento que no puede ser enseñado a través de libros, ni en la mejor universidad de Chile.

Desde una perspectiva intercultural, sería un aporte significativo el hecho que sean migrantes dos de los asesores del Ministerio del Interior en materias de migración. Porque a lo largo de su historia, Chile se ha desarrollado con la energía de muchos grupos de migrantes que han ido llegando, con ganas de trabajar y vivir en armonía.

Y esa demás un aporte significativo para un país que será cada vez más multicultural donde no todos los chilenos nacieron en Chile… Pero no es para ofenderse oiga, no es algo “en contra” de los profesionales chilenos. Más bien, es a favor de un Chile de los tiempos modernos.

Personalmente agradezco que a Chile vengan a trabajar personas de alto calibre profesional y aplaudo el aporte que puedan hacer los migrantes en todas con una suerte de “orgullo nacional” etnocéntrica, creo que la migración NO es algo que Chile “sufre”.

Pero para que eso sea lo que también crea la mayoría, lo cierto es que hay que ”ordenar la casa” bien ordenada! Uno espera que así sea y que a la larga exista una mayor integración, favorecedora y fortalecedora, para un futuro mejor en nuestro querido país.

Autor: Elena Mansur, Directora General de Crosscultural

Y tú, ¿qué opinas?

Con la Columna de Opinión buscamos generar un diálogo entre personas, activistas, investigadores y otros actores vinculados al discurso intercultural. Queremos ofrecer una plataforma para expresarse, discutir y aprender; sin embargo, esta columna no representa la opinión oficial de SIETAR Chile.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *